jueves, 9 de mayo de 2013

Una zona intangible

El partido de Villarino pertence a la Provincia Fitogeográfica del Espinal y es un distrito netamente agrícolo-ganadero. La mayor parte de las tierras presentan algún grado de modificación antrópica ya sea por desmonte, para ganar tierras para el ganado, o bien para la implantación de cultivos. El resultado final de este tipo de modificación del territorio es la fragmentación del mismo con un alto nivel de presión antrópica para el hábitat natural. Ésta es la condición dominante en el partido.

Pero existe un lugar dentro del distrito de Villarino diferentes de los otros. Un lugar donde la conciencia por el ambiente está presente y que nos muestra que es posible una coexistencia entre el humano y sus actividades económicas y el ecosistema que lo rodea. Este lugar se llama Marahue (que en mapuche significa "donde hay maras"). Además de las actividades ganaderas que se realizan en esta estancia, existe una porción de terreno que los propietarios protegen evitando su modificación. La zona intangible, como la llaman los dueños, es un área de monte denso que intenta conservar las características del hábitat original de la región.



La caza está prohibida en toda la estancia y esto hace de Marahue un lugar único para el avistaje de fauna silvestre, además de las numerosas especies vegetales autóctonas. ¿Y si todos nos proponemos resguardar una parte de lo que nos pertenece? ¿Y si todos contribuimos desde nuestro lugar a la conservación? CONSERVATE. ¡CONSERVANOS!

No hay comentarios: